¡ENVIAMOS A TODO EL MUNDO! Envío gratis en algunos países

3 Técnicas que puedes usar para SUBIR DE NIVEL tu productividad

La mayoría de nosotros llegamos a un momento en nuestra rutina diaria donde sentimos que hacer más no es necesariamente la solución a nuestro deseo de sentirnos productivos.

Hacer menos nos hace sentir ansiosos con relación a las tareas pendientes, y hacer más nos hace sentir agotados, quemados y hasta frustrados por sentir que los avances que vemos no representan todo el trabajo que hemos puesto detrás día tras días.

Esto es normal y es la consecuencia de trabajar en nivel 1 de las técnicas de productividad: las listas de To Do's.

El 90% de los diarios y agendas disponibles (y claro las hojas blancas y post-its) se quedan en esto que llamo el "nivel 1". Porque sí es cierto que son un paso súper importante del proceso, y quizá hasta suficientes para un grupo de personas con un ritmo de vida y de ocupaciones más tranquilo, pero no para quienes tenemos vidas agitadas, muchos proyectos ocurriendo al mismo tiempo y millones de ideas por segundo en nuestra cabeza.

Sentirte abrumado, desorientado, sin saber por dónde comenzar, saltando de una tarea a la otra son algunos indicadores de que eres parte del grupo que necesita pasar al NIVEL AVANZADO, y eso es lo que veremos hoy.

Las listas de To Do's cumplen con la primera técnica de productividad: VACIAR LA MENTE. A partir de allí existe 3 técnicas para POTENCIAR de manera significativa tu productividad:

  1. La técnica de Ivy Lee de la priorización de tareas: somos capaces de hacer un máximo de 6 tareas al día de manera eficiente (solo se cuentan como tareas aquellas que nos toman más de 25 minutos y menos de dos horas completarlas). Si las sabemos escoger y balancear bien, son suficientes para avanzar sin sentirnos quemados en el proceso
  2. La Técnica del Pomodoro de gestión de tiempo: lo más valioso de esta técnica es que le brinda a nuestro cerebro la señal de que es momento de trabajar enfocado, pero únicamente por un período de 25 minutos, luego de los cuales podrá descansar de nuevo. Le baja la presión a la palabra "enfoque", pero hace que funcione. Además nos permite ir generando patrones en nuestro cerebro sobre el tiempo que nos toma realizar tareas que hacemos con frecuencia y cada vez nos volvemos más eficientes en ellas. 
  3. La Curva de la Productividad de Daniel Pink: tal vez la más decisiva de todas las técnicas. Haz tu tarea más importante del día a TU MEJOR HORA DEL DÍA. No de primera, no en la mañana o en la noche, sino a en el bloque que mejor funciona para tu cerebro. De esta manera el resultado será mejor y en menos tiempo. Para saber más sobre esta técnica, te comparto un video que grabé sobre esto!

 

Estas son las técnicas principales que conforman El Diario de Productividad, sumadas a la motivación diaria, la revisión de desempeño y la incorporación de rutinas que te hagan mostrarte en tu mejor estado físico y emocional.
Son técnicas probadas, no las inventamos nosotros, pero las unimos en un método que te permite sacar provecho de todas.